Software de gestión ERP Laudus
Software de gestión ERP Laudus
Menú de navegación del website Laudus
Icono factura electrónica

Factura electrónica

LAUDUS incorpora la Factura Electrónica de manera nativa.
Siendo ya obligatoria por el SII, no hay forma diferente de hacerlo

¿Qué significa de “manera nativa”? Pues que no hace falta ninguna otra solución, ni un enlace a ningún servicio externo para enviar y gestionar Facturas Electrónicas.

Además incorporamos las exigencias de las empresas Mineras, así como de otras grandes empresas (Walmart, Banco Santander ...).

En la práctica las ventajas de tener la Factura Electrónica “dentro” del sistema son:


Costo: no hay ningún cargo por cada DTE (Documento Tributario Electrónico) emitido ni recibido. Las soluciones externas (que son la mayoría de las soluciones comercializadas) cobran una tarifa por cada DTE emitido (Facturas a clientes) como recibido (Facturas de proveedores). En Laudus no hay ningún cargo de este tipo, da igual emitir 50 que 1.000 facturas al mes.

Conveniencia: todas las funciones de Factura Electrónica están 100% integradas en Laudus, por lo que desde la misma pantalla de Facturas de Ventas se pueden enviar los documentos, además de consultar su estado frente al SII. También Laudus se ocupa de actualizar automáticamente los clientes y proveedores que son emisores electrónicos, y gestiona directamente la casilla de intercambio entre contribuyentes.


Rapidez de implementación: una vez obtenida la Resolución del SII que habilita a la empresa para emitir documentos electrónicos, nos demoramos unas pocas horas en que el cliente esté facturando electrónicamente al 100%. Nuestra experiencia en este sentido ha sido gratificante, ya que los beneficios se han visto desde el primer día de funcionamiento. La implementación de la Factura Electrónica tiene un costo de 490.000 pesos, y en Laudus nos encargamos de todo el proceso hasta la obtención de la Resolución, así como de la formación de los usuarios.


Sí es importante señalar que es imprescindible mantener el contrato de soporte y actualizaciones activo para que funcione la Factura Electrónica. El valor del contrato no es alto (desde 9.500 por una licencia a 39.500 por 20 y más licencias) e incluye muchas ventajas. La exigencia es debido a que es la única forma que tenemos de asegurarnos que se tiene el sistema actualizado en el caso de cambios funcionales, que podemos prestar soporte si hay algún tipo de duda o problema en la facturación, y que se respalda la información fuera de las dependencias del cliente.


Teniendo en cuenta que no hay un impedimento tecnológico para la implementación (ya que Laudus esconde toda la complejidad del sistema), y que tampoco hay un costo asociado a cada DTE, en realidad es un paso lógico de tomar, ya que los ahorros para el cliente son cuantiosos:

  • Eliminación de costos de imprenta: es el mayor ahorro, y de por sí sólo justifica la implementación de la Factura Electrónica.
  • Permite pagar el IVA hasta el día 20. Eso significa 10 días más por mes, o 120 días al año -4 meses- de ahorro de financiación del IVA.
  • Ya no hay que timbrar físicamente los documentos, lo que significa un ahorro en tiempo, y en molestias cuando no se puede facturar por carecer de documentos timbrados.
  • No hay que botar facturas timbradas y vencidas.
  • No hay que disponer de una impresora de matriz de punto dedicada a facturación, basta con una impresora de inyección de tinta o láser.
  • Eliminación de envío de documentos por correo privado. Si necesita que el cliente tenga urgente la Factura, se la puede enviar por email en formato PDF. Los ahorros por este concepto, en algunas empresas, son incluso mayores a los ahorros por eliminar documentos impresos.
  • Las Facturas Electrónicas se pueden imprimir cuantas veces se quiera. Con ello evitamos tener que “legalizar” las facturas en caso de extravío, y además se puede enviar a diferentes departamentos del cliente al mismo tiempo (por ejemplo, una copia con la mercadería y otra copia al departamento financiero para acelerar su gestión de cobro).Ya no podemos recibir la excusa de que se extravió la Factura, basta con enviarla inmediatamente de nuevo por correo electrónico.
  • Ahorro de tiempo en digitación de Facturas Electrónicas de Proveedores: Laudus importa directamente las Facturas Electrónicas de Proveedores, no hace falta digitarlas, con lo que además de disminuyen los posibles errores de digitación.
  • Hay una ventaja menos tangible, que es la mejora de la imagen de la empresa ante clientes y proveedores, ya proporciona una imagen más moderna, de avance tecnológico y de preocupación y mejora en los procesos y la gestión.

Si tiene más interés, puede preguntarnos por teléfono al 2687 0100, por email en info@laudus.cl

También puede revisar los siguientes documentos del SII:

  • Estudio-encuesta de la Cámara de Comercio de Santiago sobre la Factura Electrónica en Chile en 2008-2009.
    “El estudio se basó en la aplicación de una batería de encuestas dirigidas a los cuatro principales actores del sistema tributario nacional: la microempresa que utiliza el sistema de facturación gratuito del SII, las empresas contribuyentes que utilizan soluciones de facturación electrónica provistas por empresas privadas, los proveedores de software de factura electrónica, y finalmente a una población extensa de empresas que no utilizan facturación electrónica en la actualidad.”
  • Perspectivas de la Factura Electrónica en Chile: estudio más largo, también elaborado por la Cámara de Comercio de Santiago.
  • Resolución 45 del 1-Septiembre-2003, sobre las Normas y procedimientos de operación respecto de los Documentos Tributarios Electrónicos: es un buen resumen de los procedimientos sobre la Factura Electrónica.